TURISMO EN BUQUES CARGUEROS  

• Horarios
Los itinerarios, tanto como las fechas y los horarios, pueden ser modificados en cualquier
momento según las condiciones y los imperativos fijados por la Compañía Marítima que responde a
las prioridades comerciales del transporte de flete.

Al reservar, una fecha aproximada de salida le es dada. Se le avisará rápidamente si llegase a transcurrir un
cambio
importante, sea por atraso o por adelanto. 

La fecha, el horario de embarque y el muelle del puerto donde se encuentra amarrado el buque le serán
confirmados, a más tardar 2 a 3 días antes de la fecha prevista. El pasajero deberá por lo tanto ser localizable
telefónicamente y quedar en contacto con nosotros.

Dispondrá de las coordenadas propias al agente marítimo del puerto de embarque y de los números de teléfono
celular o del barco.

Se aconseja estar en el puerto de embarque un día antes de la salida del carguero. Recuerde que nadie se
encuentra fuera del alcance de una huelga o retraso de tren o de un avería de coche, y el carguero no le
esperará!

• Los puertos
Hay que ser prudente y sobre todo prestar atención al lugar donde uno se encuentra mientras la tripulación
carga o descarga. Dichas operaciones requieren por parte de los trabajadores mucho esfuerzo, concentración
y una enorme responsabilidad. Pueden no darse cuenta de su presencia. Algunos puertos no aceptan vehículos
particulares dentro de su área, en cuyo caso se ingresará con taxi o autobús.

• La pasarela de ingreso
Antes de subir, verifique que la cuerda esté correctamente tendida y la pasarela amarrada con total seguridad.
La tripulación estará siempre dispuesta a ayudarle a subir sus maletas, obviamente si no se encuentra ocupada
en ese mismo momento.

• Llegada a bordo
Hay que tener presente que el viaje en carguero se somete a la reglamentación de la Marina Mercante.
Recuerde que un carguero es ante todo un amplio espacio de trabajo, opuestamente a los barcos de crucero.
Posiblemente, cuando usted suba a bordo verá que casi todo el mundo estará ocupado con la cargua y
la descarga de mercaderías. El steward o el cocinero serán los más dispuestos a ayudarle en esos momentos.
El puente y ciertos lugares del barco le podrán parecer sucios o desorganizados, pero al zarpar del puerto,
todo entrará en orden. No olvide que compartirá la vida de la tripulación y una discreción natural es indispensable.

• Documentos
Es de la responsabilidad del pasajero poseer todos los visados y vacunas necesarios al viaje. Al embarcar,
deberá presentar al capitán su pasaporte, su certificado de vacunas, su atestación de seguro y su certificado
médico (si se lo exigen).

• Sin médico a bordo
Cuando hay menos de 12 pasajeros, los cargueros no llevan médico a bordo. Una descarga de responsabilidad
añadida a un certificado médico mencionando aptitud y capacidad a efectuar la travesía son exigidos
(para ciertas compañías sólo a partir de 65 años). El buque dispone de una farmacia y de una enfermería.
Los oficiales tienen una formación de primeros auxilios. En caso de gran urgencia, se puede contactar un
médico por radio. Si está haciendo un tratamiento y tomando remedios, lleve la cantidad suficiente para la
totalidad del viaje.

• Seguridad
Como a bordo de todos los buques, deberá estar alerta a todas las reglas de seguridad. Los oficiales le
enseñarán como usar el material y los salvavidas. Obviamente, tendrá que prestar mucha atención
con el fuego y no tirar imprudentemente un cigarrillo o dejar una vela encendida.

• Los camarotes
En la mayoría de los cargueros, deberá ocuparse personalmente de la limpieza de su camarote. Para viajes
largos, una o dos veces por semana, el steward se encargará de su aseo. Sábanas, frazadas y toallas estan
a su disposición a bordo.

• Propinas
No se trata de barcos de crucero sino de un buque mercante dónde rigen otro tipo de reglas. La decisión
pertenece al pasajero respecto a cuanto dinero quiere obsequiarle al cocinero o eventualmente al encargado
que se ocupa de la limpieza. Si tiene algunas dudas en cuanto al monto y a la persona a quien darle, usted mismo
se dará cuenta a quién preguntarle (generalmente al capitán), para no crear un malestar dentro de la tripulación.
Una pequeña propina a principios y a fin del viaje o un agradecimiento mediante un casete video (VHS)
para la tripulación serán bienvenidos por todo el mundo. La tripulación se verá encantada si se le ofrece un
trago de vez en cuando, sin olvidarse que ellos trabajan y que están obligados a continuar sus diferentes tareas
durante la noche o al amanecer (no insistir).

• Las comidas
Generalmente se sirven en el comedor de los oficiales. Los horarios varían un poco según la nacionalidad de
los cargueros. En los cargueros franceses, el desayuno se sirve entre las 7 y las 8, el almuerzo a las 12 y la
cena a las 19hs. En los cargueros alemanes, por ejemplo, la cena se sirve más temprano, alrededor de
las 17.30. El cocinero prepara las comidas para todo el mundo y no le es posible confeccionar menúes
especiales (salvo y excepcionalmente, si se ha hecho el expreso pedido antes de la reserva).

Se trata de un momento de convivialidad y de descanso, sobre todo para el capitán y la tripulación.
Es importante por lo tanto que el pasajero sea discreto y no aborde temas polémicos (como política,
religión, etc...).

• Pequeña boutique de bordo
Generalmente, se pueden encontrar algunos artículas primera necesidad, bebidas, tabaco. Sólo se paga
con dinero .

• Mar agitado
Tenga la prudencia de bien fijar su equipaje dentro de su camarote. Verifique todos sus bienes personales
antes de dejar el puerto, para que no se caigan y que la o las puertas de su cabina estén bien bloqueadas.
Podrían deteriorarse con el vaivén del barco. Use zapatos que no resbalen para caminar en cubierta,
aunque el tiempo esté bueno, ya que se encuentra muy a menudo húmeda. Pidále a su médico
remedios contra el mareo. Generalmente, después de pocos días el malestar desaparece.

• Hobbies y distracciones
A bordo de los cargueros, para las travesías de más de 15 días, hay generalmente una piscina, tumbonas
o reposeras, sauna, pequeña sala de gimnasia, salón con televisión y videocasete o discos laser, tenis de mesa
y una biblioteca a disposición de la tripulación y de los pasajeros. No se puede usar la piscina en mar agitado
y en el puerto; se llenará en alta mar con agua limpia. 

Recuerde que va a vivir "un paréntesis en el tiempo" y que tendrá "por fin" la oportunidad de hacer
cosas muchas veces postergadas: leer de nuevocon tranquilidad los libros que siempre le han gustado,
conocer nuevos autores, escribir, aprender o volver a aprender un idioma extranjero, pintar, dibujar, esculpir,
componer... todo lo que quiere hacer desde hace tanto tiempo! Nadie vendrá a molestarle...

• Puente de mando
Le puede pedir permiso al capitán para ir al puente de mando. Lo aceptará con mucho gusto siempre y
cuando se instale en un lugar que no perturbe la maniobras. No use prismáticos u otros objetos
pertenecientes al puesto de control, pues se trata obviamente de materiales de trabajo.
Es mejor que lleve sus propios prismáticos. Al entrar en la cabina de control, no golpee a la puerta,
no es costumbre. Hágase discreto y sobre todo no hable en voz alta. Los oficiales no solo
deben observar sino también escuchar los ruidos extraños y el VHF. Nunca olvide que esta a
bordo de un carguero y no a bordo de un barco de crucero. Se encontrará por lo tanto en condiciones d
e viaje diferentes, con otros modales, otros ruidos, otros olores...

• Zonas a evitar
Sea atento y prudente en los puentes y zonas de almacenamiento de mercadería. No deambule por
la proa o la popa durante las maniobras de carga o descarga. La tripulación trabaja con cables y
cuerdas a las llegadas y salidas de los puertos.

• Cuidado con los robos
Conserve siempre las cabinas cerradas en los puertos, incluso en los puertos europeos.

• Declaración de aduanas
Se aconseja declarar a las aduanas antes del início del viaje todo material audiovisual
(cámaras fotográfica, filmadora...). Generalmente el número de los aparatos será notificado en su pasaporte.
De esta forma, no se arriesga a tener que pagar nuevamente un impuesto o verse confiscar dicho material.
Hay que prever por adelantado los artículos de los cuales no puede prescindir, en cantidad suficiente.
La boutique de bordo, si existe, es muy limitada y en las escalas las tiendas pueden hallarse muy lejos
del puerto. Lo que puede comprar a bordo varía según los cargueros. Es por lo tanto de su interés llevar
consigo una pequeña provisión de artículos que está siempre acostumbrado a usar : caramelos, productos
de higiene personal, rollos de foto, etc…

• Lavandería
A bordo siempre hay máquina de lavar y a veces también secador. Informése respecto a su utilización.

• Las escalas
Puede pedirle al capitán o a los oficiales la posibilidad de solicitar telefónicamente los servicios de un taxi o
el alquiler de un vehículo con o sin guía. Pero haga su pedido con tiempo suficiente, antes de que el buque
llegue al puerto. Puede tratar de contactar los agentes locales para facilitarle los trámites. Obviamente, si los
agentes del puerto se encargan de alguna gestión, habrá un costo de dinero extra. Antes de bajar del barco,
preguntéle al capitán o a cualquier funcionário de la tripulación a qué hora tiene que estar de vuelta

imperativamente.

Sobre todo, tome nota correctamente del sitio donde el carguero se encuentra dentro del puerto de forma a no
olvidarlo, así como el número y la dirección del agente. Sea prudente en los puertos: evite llevar joyas u objetos de
valor. Tenga poco dinero en los bolsillos y esconda el resto. 

Si no tiene un documento de tránsito libre otorgado por el capitán, lleve consigo pasaporte y documentos.
Es siempre importante prever una o dos fotocopias de sus documentos y algunas fotos de identidad.
Puede ocurrir que no le alcance el tiempo para descender en alguna de las escalas por razones de flete o
del alejamiento del puerto con respecto a la ciudad. 

Esto forma parte de imponderables de los cargueros.

• Dinero
No se aceptan los cheques a bordo y la moneda varía según la nacionalidad del carguero. Si es posible,
lleve consigo un poco de dinero de los diferentes lugares dónde efectuará escalas.Lleve siempre dinero en
billetes de pequeños valores (los dólares son los más prácticos).

• Correo, teléfono, fax e internet
Puede recibir correo durante su viaje. Dispondrá de una lista de los agentes marítimos de la compañía que

puede dejar a sus corresponsales. Aviséles de escribir correctamente el nombre del barco, para que el agente
pueda entregarle las eventuales cartas. 

Puede hacer llamados telefónicos desde el barco, pero le costará más caro que llamar desde un hotel o una

cabina telefónica en tierra. En muchos países, el uso de la tarjeta telefónica está muy generalizado y le será
difícil llamar con monedas. Puede también llevar su teléfono celular pero con riesgo de que no funcione todo
el tiempo. Piense en avisar a su familia en cuanto a la hora de llegada. Esto le será más fácil a bordo. 

Piense también en dejar a sus parientes los números de telefono y de fax del buque. 
Lo más útil, lo menos molesto y lo más barato a bordo es el fax. El correo electrónico está generalmente
reservado al capitán, a los oficiales y a la tripulación, pero es cada vez más accesible a los pasajeros.

• Los niños
Se admiten generalmente a partir de 5 o 10 años, según las compañías. Excepcionalmente, algunas
aceptan niños de menos edad. Piense en prever leche de larga conservación comprándola antes del embarque.
No olvide llevar juegos, para que se puedan entretener durante toda la travesía. El carguero no es un universo
especialmente adaptado a los niños pequeños y los padres deben ocuparse de ellos y vigilarlos a lo largo de
todo el viaje.

• Vehículos y animales domésticos
Algunos cargueros le permiten transportar su propio vehículo, para lo cual es necesario contar con la documentación
pertinente : permiso de conducir internacional, título de propiedad del vehículo, control de aduana, etc.
El seguro debe ser efectuado por el pasajero. 

Los cargueros que aceptan animales domésticos son muy raros.

• Filmar y fotografiar
Puede sacar fotos o filmar en la medida que no moleste a bordo. En algunos puertos, no es
permitido sacar fotos u filmar (informése con el capitán o los oficiales).

• El regreso
Si su familia o amigos desean recibirlo al regresar, tiene que avisarles usted mismo desde el barco o en la
última escala. A bordo, tendrá siempre las últimas noticias.

Antes de ir al puerto de embarque:
No olvide verificar y llevar consigo:
- Su pasaporte
- Visas y carné de vacuna internacional
- El certificado médico
- Los contratos de seguros
- Fotos de identidad
- Dinero en efectivo
- Afeitadora eléctrica(cuidado con la corriente que varía según los barcos entre 220-110V.)
- Sus remedios personales y contra el mareo
- Material de primeros auxilios
- Gafas de sol
- Jabón, crema de afeitar, pasta dentífrica, champú, crema solar, loción contra los mosquitos
- Material para coser, tijeras
- Papel de carta, una pequeña radio con antena, rollos de foto, pilas, una cámara fotográfica,
una filmadora, una pequeña linterna

BUEN VIAJE! 

© 2017

06048